martes, marzo 20, 2007

Melody & Historias sin contar

<<...>>

19/03/2007 23:59:00

lunes, 19 de marzo de 2007

Blonde Redhead - Misery Is A Butterfly - 02 - Messenger


Melody


Comencé a creer en cosas que pude imaginar a tiempo.

Comencé a dejar de ser en lo que nunca quise.

Así como desee tantas veces estar contigo.

Dejando así detrás las horas y el vino.

Dependo de inolvidables sombras

Mercurio que rápido camina sobre tu piel

Sabes que todo estará bien cuando todo acabe

Que no habrá vuelta atrás

Así que optas por decir que no duele

Para que no sienta nada

Así que raptas mi alma

En tu melodía.



Historias sin contar


Este fin de semana fui a grabar a un jaguar, a un zoológico que está por Cuernavaca, me gustó mucho haber ido, el viaje estuvo increíble y a pesar que mi roomie no estuvo ahí para asistirme me pareció que hubiera estado ahí. Si, ya tengo roomie es bien chida porque cuando llega a casa, después de haber tomado cerveza en la playa me platica cosas interesantes, de lo que tiene en la cabeza y me platica cuantas estrellas vio acostada en la arena. Siempre anda escuchando música y eso me gusta un montón.

Ahora se ha quedado dormida en el sofá, después de que vimos una película se puso a cambiarle a los canales uno por uno hasta recorrerlos todos y después volvía a empezar. Yo me fui a la cocina para prepararme un café y escuchaba como me decía que cada tres segundos le cambiaría de canal e intentaría hacer una historia con todas las cosas que aleatoriamente percibiría. Yo lo que pensé fue en escribir lo que ella misma estaba haciendo, me pareció de lo más chido. Siempre anda con cosas así que se le ocurren.

Cuando escuché que en un canal donde vendían de esos aparatos que te anuncian que los puedes plegar debajo de la cama para que te olvides de ellos y ni siquiera te molestes en arrepentirte de haberlo comprado porque no funcionan como esperabas y que no lo veas más para que no te enojes… bueno, supuse que ya se estaba imaginando más cosas, o que estaba cambiando la historia, o que se yo.

Cuando me acerco ya estaba dormida. Me gusta esta roomie.

El otro día me dijo que la acompañara al boulevard costero a caminar, antes de vivir juntos. Y mientras caminábamos me dijo que un día estando medio borracha se puso a contar las líneas blancas de la avenida. Me preguntó que si sabía cuantas daban de un poste que me señaló cuando pasábamos por ahí con su dedo meñique, hasta donde vivía yo (porque me recordó el día en que tocó la ventana de mi casa hasta que me despertara). No me dijo ni una cifra porque en ese momento se acerco a nosotros un auto manejado por un amigo de ella. Le pidió que si lo acompañaba y algo que ya no pude entender bien. Luego de medio presentarnos a ambos se subió rápido al coche y me dijo que me llamaba más tarde. No tarde en alzar los dos hombros y meter mis manos en los bolsillos. No me llamó esa noche pero si un par después.

Caminando vuelta casa, me puse a contar los topes, y pensé que quizá podríamos hacer unas estadísticas para ponerlas en cuadros en las paredes del depa, así con letreros que digan “si vienes del boule, ¿sabías que hay veintitantos topes hasta aquí?” no se, cosas de esas. Nunca lo hice.

Yo sigo en la sala. Ella se ha levantado del sofá y viéndome frente a la lap escribiendo solo me alzó la mano izquierda con los ojos medio cerrados. Entendí que se va a dormir o a su cuarto a hacer quien sabe que, ya no supe si se fue al baño a lavarse los dientes, porque me anda de la pipi y quería hacer. Me esperaré un rato más.

Me gusta su pelo despeinado y esa actitud que tiene de no-me-importa-como-me-veo-como-me-vea-soy-yo. Y es que personas con actitud me gustan, personas que tengan su identidad, su marca registrada. Como al clásico gordito que todos tuvimos en clase, al clásico maestro barco, o al también clásico maestro hardcore, a los nerds, a los que siempre son los más latosos, a los que son tus amigos, los que siempre peleaban, a la niña más bonita, a la más fea, a la que nunca te hizo caso, a las de la escolta, o a los de la escolta. Personas que recuerdas por algo en especial ya sea bueno o malo.

Esta roomie me gusta porque por ejemplo, ahora mismo me acaba de mandar mensaje, si vivimos juntos yo no se porqué no me llama o me lo platica en persona, y es que eso es un bonito detalle, me ha escrito en el SMS

- que hiciste el fin?, yo hoy vi a hector”, le he respondido en otro mensaje,

- “nada, toy escribiend un poco de mi roomie que esta luks. Quien es hector? El fin grabe un jaguar en cuerna te enseno luego. bso

- “hoy te busk on line y nada, t extrañe. Hector vive en Qro, sus papas estan aki. Si! Kiero ver ke grabastel :) gracias por todos los besos. Tambien stoy scribiendo”

Y es que luego nos da por mensajearnos de cuarto a cuarto, el otro día me manda uno estoy escuchando a bowie. No tengo sueno. Quieres escucharlo y ver estrellas?”. Ese fue una de las primeras veces que nos pusimos a ver estrellas en su cuarto, y es que yo le regale una bolsa de esas estrellas de plástico que brillan en la noche, y pues se puso un buen día a pegarlas todas. Esa noche no sabía que las había pegado toooodas. Yo me asomé por la ventana de mi cuarto y vi todo nublado, le respondí me vas a golpear pa ver estrellas? Ta nublado y yo ando escuchando ATP, k hueva”. Total, no recuerdo que me escribió para convencerme de levantarme de mi cama y ver estrellas en su cuarto esa noche, la verdad es que me gustó mucho lo que hizo. Quizá de la misma manera le gustaron las estrellitas. Si, ya me acordé que me escribió… algo que me hizo pensar en esas cosas que luego no me gustan pensar porque no me gusta… y no les voy a decir que pensé aunque quizá se lo imaginan. Pues imaginen no les diré de todas formas.

Como sea, me gusta que le gusten las estrellas porque a mi también me gustan.

3 comentarios:

polvo de menta dijo...

mi roomie se merece muchos abrazos, muchos muchos muchos.

Abril dijo...

que chido... siiiiiii.... son buenos los abrazos.

Abril dijo...

gracias.